Nuestro Derecho del Trabajo tiene como una de sus finalidades el propiciar el trabajo digno o decente en todas las relaciones laborales (trabajadores) y a su vez define como trabajo digno o decente aquellas conductas y/o condiciones de trabajo que adquiere el patrón frente a sus trabajadores y buscan el respeto pleno de la dignidad humana; evita cualquier acto discriminatorio, permite el acceso a la seguridad social; otorga un salario remunerador; proporciona capacitación continua para el incremento de la productividad; y cuenta con condiciones óptimas de seguridad e higiene para prevenir riesgos de trabajo.

En este sentido y de acuerdo a uno de los ejes de nuestro ordenamiento laboral se establece como obligación del patrón proporcionar sin excepción y a la totalidad de sus trabajadores:

a)     La capacitación o el adiestramiento en su trabajo que le permita elevar su nivel de vida, su competencia laboral y su productividad 

Para ello se deben realizar (integrar una comisiones mixtas de capacitación, adiestramiento y productividad) los planes y programas internamente donde se especifique la forma como se cumplirá con dicha obligación.

El lugar donde se realizara dicha capacitación o adiestramiento puede ser en las instalaciones de la empresa o sucursal o fuera de ella en instituciones, escuelas u organismos especializados, el requisito para optar por esta última es que la institución, escuela u organismo deberá estar autorizada para realizar la misma (Registrada ante la Secretaría del Trabajo y Previsión Social)

El lapso de tiempo en el cual se debe realizar la capacitación o adiestramiento obliga al patrón que sea dentro de la jornada de trabajo so pena de generarse tiempo extraordinario.

La norma refiere que la finalidad de la capacitación es preparar a los trabajadores de nueva contratación y a los demás interesados en ocupar las vacantes o puestos de nueva creación, esto es obtener una mejora continua para que las el desarrollo de las actividades laborales, lo cual va a generar que el perfil del trabajador se adecua al perfil de conocimientos, habilidades y actitudes requerido en un puesto de trabajo.

El adiestramiento por su parte tendrá por objeto el actualizar y perfeccionar los conocimientos y habilidades de los trabajadores y proporcionarles información para que puedan aplicar en sus actividades las nuevas tecnologías que los empresarios deben implementar para incrementar la productividad en las empresas; conocer los riesgos y peligros a los que están expuestos en el desarrollo de sus labores y cómo prevenirlos; incrementar la productividad; ymejorar el nivel educativo, la competencia laboral y las habilidades de los trabajadores, entendiéndose como la transmisión de conocimientos, bien sea en información de los productos; de los servicios; de la organización (estructura interna de la empresa); de las políticas internas de la empresa.

Finalmente tenemos que la diferencia entre la capacitación y adiestramiento radica en que en la primera es la obligación del patrón de proporcionar a los trabajadores las habilidades para ocupar mejores puestos dentro de la misma empresa y la segunda (adiestramiento) consiste en la obligación del patrón de proporcionar conocimientos al trabajador para que pueda operar el equipo; entender los servicios que brinda a sus clientes y operar en forma correcta la maquinaria que utiliza.